A nivel físico esta disciplina nos ayuda a:

  • Desarrollar la musculatura interna para mantener el equilibrio corporal y fortalecer la columna vertebral.
  • Fortalecer la musculatura abdominal además de tonificar todos los músculos del cuerpo.
  • Mejorar la postura eliminado poco a poco los patrones posturales erróneos que va adquiriendo nuestro cuerpo debido a los malos hábitos.
  • Eliminar las tensiones musculares, sobre todo de cuello y hombros.
  • Obtener unos músculos más flexibles.
  • Mejora la respiración, el sistema circulatorio y limfático.

A nivel psicológico y emocional los beneficios son:

  • Mayor conciencia corporal y dominio del cuerpo.
  • Aumento de nuestra energía vital y autoestima.
  • Disminución del estrés.
  • Ayuda a dormir.