El método Pilates puede practicarlo todo el mundo, no importa la edad. Lo puedes complementar con cualquier otro deporte o actividad física. No importa si llevas una vida sedentaria, estás en proceso de rehabilitación o sufres alguna lesión, el método se adapta a las necesidades especiales de cada alumno.